Consejos para una buena ergonomía en la oficina

Seguro que pasas más de 8 horas en la oficina. Nadie puede evitarlo, lo que si puedes evitar es dejarte la salud en tu puesto de trabajo. Aquí te contamos cómo puedes disfrutar de una buena ergonomía en la oficina sin morir en el intento

✅ ¿Qué te vamos a contar?

La oficina es tu segunda casa, eso lo sabes. Como también sabes que pasar muchas horas mirando al ordenador, tarde o temprano te acabará pasando factura, ¡a tu salud! Pero, qué tal si… te decimos qué puedes evitar ese futuro mejorando la ergonomía en la oficina.

Así es, y solo involucra unos simples detalles; una silla con la altura adecuada, un monitor bien posicionado, un ratón/teclado ergonómico y otros accesorios, acabarás con una mala postura mientras trabajas, y por tanto, dirás adiós a los dolores y fatigas de cuello, espalda y hombros al final del día.

¿Te interesa? Pues échale un ojo a los consejos que traemos para mejorar tu ergonomía en el trabajo mientras estás frente al PC

Importancia de la ergonomía en el trabajo, ¿cómo afecta a la salud?

Bien, en términos simples, es la ciencia encargada de corregir y adaptar el entorno de trabajo y las herramientas requeridas para llevar a cabo una actividad, con el fin de evitar lesiones ocasionadas por una mala postura corporal, una iluminación errónea, etcétera.

De ahí su importancia, pero, entrando en materia nos damos cuenta que los beneficios y objetivos de la ergonomía van más allá. ¡Veamos!

ergonomía oficina consejos
La ergonomía en la oficina es un aspecto fundamental de salud en el trabajo

Impide lesiones a futuro

El síndrome de túnel carpiano, deformaciones en la espalda, mala circulación… Son algunos de los problemas que estás propenso a sufrir si tienes una mala ergonomía en la oficina.

Solo con el simple hecho de apostar por accesorios de oficina ergonómicos; como por ejemplo, un reposamuñecas o un ratón ergonómico que lograrán colocar tu muñeca en un posición más natural, y a su vez, que descanse mejor sobre el escritorio.

Mejora la productividad laboral

¡Piénsalo! Si no padeces de molestias corporales, es obvio que mejorarás tu desempeño laboral, al estar menos tiempo buscando en qué posición te duele menos, y más tiempo concentrado en tus labores.

Es más, una buena ergonomía en la oficina minimiza considerablemente el estrés y la fatiga, con lo cual, estarás siempre a punto, y ello se notará en la calidad de tu trabajo.

Tips de expertos para una buena ergonomía en la oficina

Llegó la hora de aclarar lo más importante, cómo puedes mejorar tu ergonomía en el puesto de trabajo al trabajar con el ordenador, ¡sin dejar de lado tu comodidad! Presta atención a lo que recomiendan los expertos en la materia:

1. Aplica la ergonomía en tu silla

Es un elemento clave para evitar dolores de espalda y malas posturas. Como seguramente estás pensando, debe ser una silla especial. Pero no tan especial eh… solo debe tener reposabrazos, soporte lumbar, y muy importante, que sea regulable en altura.

👉 Te puede interesar  11 Páginas similares a Aliexpress

¿Cuentas con una silla de estas características? ¡Excelente! Pero ojo, su altura debe estar al nivel de tus rodillas, de modo que tus pies toquen el suelo en una posición plana. Si tus pies no llegan al suelo, entonces será necesario usar un reposapiés para la oficina.

También debes ajustar el soporte lumbar, a tal punto que “empuje un poco” hacia adelante la curvatura de la espalda baja. De este modo, te obliga a mantener una postura erguida en todo momento.

Si no tienes una silla decente y no te apetece gastar unos cientos de euros (no, la silla del Ikea de 50€ o la de 29,99€ del Carrefour no es una buena idea), puedes complementarlas con un cojín lumbar que supla las deficiencias de una silla poco ergonómica (o mortal, yo de hecho llevaba uno a la oficina)

Los reposabrazos han de estar posicionados de tal forma que los brazos y hombros descansen sobre ellos mientras tecleas. Esto reducirá grandemente la tensión de los hombros y mejorará tu ergonomía en la oficina rápidamente.

Cualquier silla ergonómica mejorará la calidad del trabajo en la oficina

2. Reposapiés, ¿cuándo debes usarlo?

Una de las recomendaciones ergonómicas para oficinas de las que más se discute. Algunos dicen que todos deberían usarlo, ¿es cierto?

Te respondemos con un rotundo NO. Solo debes usar un reposapiés si tus pies no alcanzan el suelo. Puesto que si tus pies cuelgan te verás tentado a inclinarte hacia adelante para llegar al suelo, ¿o no?Si necesitas alguno visita el siguiente artículo donde hemos recopilado los mejores reposapiés de 2020.

reposapies ergonomia oficina
Un reposapiés te ayudará a mantener una postura correcta, la cual es una de las claves de una buena ergonomía en la oficina

3. Ajusta y organiza el escritorio

Tu escritorio no debe ser ni muy alto, ni muy bajo. Deberá estar alineado con el reposabrazos de tu silla.

¿Te preguntas por qué? Pues así, tus hombros estarán en un ángulo favorable, lo que significa menos presión; tus brazos estarán relajados sobre el reposabrazos, y tu muñeca estará en una posición menos perjudicial.

Si consultas documentos frecuentemente colocalos en un atril frente a ti. Si no tienes uno, colocalos en un lugar donde no tengas que girar constantemente el cuello.

escritorio para mejorar la ergonomía
Un escritorio limpio ayuda a mantener la concentración

¡Mantén cerca todo lo que usas frecuentemente! Hablamos de bolígrafos, grapadoras, teléfono, etc. En fin, tenerlos al alcance de la mano.

Siempre es bueno contar con diferentes soluciones que te ayuden a mantener el orden o tener una mayor ergonomía en la oficina. Cosas como una buena alfombrilla XXL te ayudarán a conseguir un mejor confort en la oficina. Te lo digo yo que lo he probado.

👉 Te puede interesar  Cómo mejorar la proactividad en el trabajo

Tampoco sería una mala idea utilizar un organizador de escritorio, que una vez cumples una edad, se te olvida donde están las cosas, y ya de paso, a parte de mejorar la ergonomía evitas perder cosas.

Tampoco te olvides de proteger la mesa con una buena almohadilla para escritorio que evitará rallar la mesa y la protegerá de cualquier roce o salpicadura

4. Pantalla / Monitor

Un monitor correctamente posicionado, a la distancia ideal, y con el brillo adecuado, reduce en gran medida la fatiga ocular y los dolores en el cuello.

Si sufres de estos problemas (o quieres prevenirlos), has de colocar la pantalla justo enfrente de ti; ni unos centímetros a la izquierda o derecha, ¡siempre al frente! De esta forma, no tendrás porque torcer el cuello para ver la pantalla. 

El borde superior del monitor deberá estar a la altura de los ojos, o ligeramente por debajo. 

pantalla ergonómica
Esta es nuestra disposición en la oficina, aunque nos falta un reposapiés, nos garantizamos una posición de trabajo ergonómica

Siempre deberá estar ubicado a una distancia de un brazo aproximadamente, es decir, desde la punta de los dedos hasta donde el brazo conecta con el torso. Si a esta distancia no ves muy bien, te invitamos a agrandar la letra de tu ordenador, tus ojos te lo agradecerán; tendrán que esforzarse menos.

Por cierto, ¡el brillo nunca debe estar al máximo! Y menos de noche. Debe emitir la luz que realmente necesitas. Así que baja el brillo hasta lograr un punto donde la intensidad no sea muy alta, y aun así, no tengas que forzar la vista.→ Recomendamos usar el programa F.lux que puede proteger tu vista de la luz azul emitida por las pantallas.

⚠️Aquí revisamos diferentes soportes para monitores duales

5. Ratón y teclado

Dos periféricos tan inofensivos, pero que son las principales causas del síndrome del túnel carpiano. También, son los causantes de las manos entumecidas, o dolores fuertes en la muñeca. 

¿Quieres solucionar esto? Tanto el mouse como el teclado han de estar sobre la misma superficie, o sea, a la misma altura. De ahí que sea tan importante que tu escritorio tenga la altura adecuada.

Asimismo, se recomienda que al usar el ratón o el teclado siempre mantengas tu mano recta, y no torcida como es común. Así aligeras – y mucho – la presión ejercida en la muñeca. Es una solución, sí, pero a largo plazo es mejor cambiar tu ratón tradicional, por un ratón ergonómico vertical, y también pillarte un reposamuñecas para teclado. Dos accesorios que cuestan muy poco, y que mantendrán tu muñeca en la posición adecuada.

6. Un buena iluminación en la oficina

Se supone que si eres tu el que va a una oficina, deberías tener una buena iluminación que haga que no tengas que tener el brillo de las pantallas al nivel máximo.

👉 Te puede interesar  Frases imprescindibles para emprendedores

Lo ideal es una iluminación natural y unas buenas luces que emitan la luz correcta para trabajar bien. Siempre me han gustado las luces led de bajo consumo para la oficina.

El problema es que si tienes la oficina en casa, es probable que la zona en la que trabajes no esté diseñada para pasarse trabajando 8-10 horas al día y mantener una buena ergonomía.

ergonomía visual en la oficina
Mira, el tema de las lucecitas led de colores molonas esta bien para tus fotos de gamer, pero en la oficina, una buena lámpara es vital.

Si eres de los míos y trabajas en casa, una buena lampara de escritorio que te permita cambiar entre diferentes temperaturas e intensidades de color será un gran añadido.

7. Una buena mesa

Ya hemos hablado de algunos componentes para una buena ergonomía en la oficina. Un buena mesa es indispensable, ya que te ayudará a tener un entorno de trabajo óptimo. Si no tienes espacio suficiente, o si trabajas en una home office, siempre puede ser una buena idea contar con una mesa de escritorio plegable que te ayude a ganar ese espacio extra que repercute en tu productividad y comodidad.

➡️ Resumen para una mejor ergonomía en la oficina

Hasta aquí has visto los consejos para contar con una perfecta ergonomía en las oficinas. 

Vamos a repasar de forma clara, los tips para tener una de las oficinas más ergonómicas del mundo, y todos los consejos que pueden ayudar a minimizar los efectos secundarios al utilizar el ordenador durante horas:

  • Usa un reposapiés solo si tus pies no llegan al suelo.
  • Acostumbrate a parpadear frecuentemente mientras estás frente al ordenador.
  • ¡Descansa al menos 5 minutos por cada hora! Apártate del ordenador, camina, parpadea para humedecer tus ojos.
  • Tu silla siempre debe estar a la altura de tus rodillas. Su respaldo debe empujar un poco hacia adelante. Los reposabrazos deben estar alineados con el escritorio.
  • Los objetos que más usas deben estar sobre el escritorio y al alcance de tu mano.
  • El monitor siempre a un brazo de distancia. A la altura de los ojos, y con un brillo muy bajo, pero que no dificulte tu visión.
  • Teclea o usa el ratón con la mano recta. O bien, opta por ratones o teclados ergonómicos que mantienen la muñeca en una postura ergonómicamente correcta.

Con todos estas consideraciones lograrás una perfecta ergonomía en la oficina de trabajo. Lo que se traduce en menos molestias, lesiones, y fatiga. Y estamos seguros de que en un futuro, nos lo agradecerás 🙂