4 errores comunes al elegir una silla de oficina y cómo evitarlos

Con la creciente demanda de sillas de oficina para trabajar desde casa, es fácil cometer errores al elegir la silla adecuada. En este artículo, discutiremos los 4 errores comunes al elegir una silla de oficina y cómo evitarlos para garantizar una experiencia cómoda y saludable mientras trabajas desde casa.

✅ ¿Qué te vamos a contar?

La pandemia de 2020 aceleró el cambio hacia el trabajo remoto. Millones de personas se lanzaron al teletrabajo por obligación, lo que hizo que las ventas de sillas de oficina para teletrabajar se disparasen en todo el mundo. 

En España, se estima que el 34% de los trabajadores ha realizado su trabajo desde casa al menos una vez por semana desde el comienzo de la pandemia. En su día se cometieron muchos errores y a día de hoy, donde el teletrabajo sigue siendo habitual, no se tiene claro qué características debe tener la silla que la que pasamos al menos 8 horas al día.

Errores a evitar en la compra de una silla de oficina

Gran parte de las sillas de oficina se suelen comprar online, especialmente si son para teletrabajar. Te contamos los cuatro errores más comunes y cómo evitarlos.

Elegir mal el tamaño de la silla

Sabías que no todas las personas tienen la misma altura y proporciones corporales, ¿verdad? Por eso, elegir una silla de oficina adecuada es crucial para trabajar cómodamente sin sufrir dolores innecesarios. 

La silla debe ser ajustable en altura, respaldo y reposabrazos para adaptarse a la postura del usuario, independientemente de su estatura o complexión física. Si la silla no es ajustable, puede forzar al usuario a adoptar una postura incorrecta, lo que puede provocar dolores de espalda y cuello, fatiga muscular y problemas de circulación.

Por ejemplo, si la silla es demasiado alta, el usuario puede sentirse obligado a levantar los hombros para apoyar los codos en el escritorio, lo que provocará tensión en los hombros y el cuello. 

👉 Te puede interesar  Publicidad con bolsas de tela: todo lo que necesitas saber

Del mismo modo, si la silla es demasiado grande, el usuario puede tener problemas para apoyar los pies en el suelo, lo que puede provocar tensión en la parte baja de la espalda. Así que asegúrate de elegir una silla que se ajuste a tu cuerpo para trabajar cómodamente durante horas y sin sufrir dolores innecesarios. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

No valorar el material y la calidad de la silla

Al elegir una silla de oficina, no solo es importante su apariencia, sino también la calidad de sus materiales. Si la silla está hecha con materiales de baja calidad, puede desgastarse rápidamente, lo que puede provocar dolores y lesiones a largo plazo.

Es cierto que el precio de las sillas de oficina varía significativamente, desde 50€ hasta varios miles de euros. No es lo mismo una silla para un uso esporádico que otra para trabajar durante varias horas seguidas.

Si necesitas encontrar una silla de calidad, te recomendamos echar un vistazo a ofiprix.es. Allí podrás encontrar un catálogo muy amplio con diferentes modelos y precios.

Pero, no te dejes engañar por la apariencia, la calidad y el confort son lo más importante. Si tienes dudas al elegir, no dudes en consultar con un profesional para que te ayude a encontrar la mejor opción para ti.

Ausencia de ventilación

La ventilación de las sillas de oficina es crucial para mantenernos cómodos mientras trabajamos durante horas y horas. ¿Alguna vez te has sentido sudoroso y pegajoso después de estar sentado en tu silla durante un tiempo? ¡Eso es porque tu silla no está ventilada adecuadamente! 

👉 Te puede interesar  ¿Qué es un espacio coworking y cómo funciona?

Una buena ventilación en una silla de oficina nos ayuda a evitar problemas de salud, así como también a prevenir la fatiga muscular y la rigidez.

 Cuando elegimos una silla de oficina con buena ventilación, podemos asegurarnos de que nuestra experiencia de trabajo sea cómoda, segura y sin sudores incómodos. ¡Así que recuerda tener en cuenta la ventilación la próxima vez que elijas una silla de oficina!

No darle importancia a las ruedas

Cuando se trata de elegir sillas para teletrabajo, las ruedas son un aspecto esencial que a menudo se pasa por alto. Sin embargo, estas pequeñas piezas son cruciales para garantizar que la silla se desplace suavemente y sin causar daños en el suelo.

Asegúrate de elegir ruedas de alta calidad que sean adecuadas para el tipo de superficie en la que se utilizará la silla. Por ejemplo, si tienes una alfombra gruesa, es mejor optar por ruedas más grandes y robustas para garantizar una mayor estabilidad y facilidad de movimiento.

Otro aspecto a considerar son las ruedas bloqueables. Si necesitas mantener la silla en una posición fija durante un tiempo, las ruedas bloqueables son una excelente opción para mantener la estabilidad y evitar movimientos innecesarios.

Recuerda también que si tienes un suelo delicado, es importante protegerlo con un protector de suelo adecuado. Esto ayudará a prevenir arañazos y marcas no deseadas, al mismo tiempo que prolongará la vida útil de tu silla y tu suelo.

En resumen, el trabajo desde casa ha aumentado la demanda de sillas de oficina, pero muchas personas cometen errores al elegirlas.Hemos visto los 4 errores más comunes al elegir una silla de oficina y cómo evitarlos para garantizar una experiencia cómoda y saludable mientras se trabaja desde casa. 

👉 Te puede interesar  Descubre las energías verdes para ahorrar en tu factura de la luz

Es importante elegir una silla ajustable en altura, respaldo y reposabrazos, con materiales de calidad y buena ventilación. Además, se debe prestar atención a las ruedas para garantizar que se desplacen sin causar daños en el suelo.