¿Qué es y como preparar una entrevista de trabajo estructurada?

La entrevista estructurada tiene por objetivo hacer una valoración uniforme de los candidatos en un proceso de selección. Sigue leyendo y te contamos todas sus características

✅ ¿Qué te vamos a contar?

En la actualidad existen tres tipos de entrevistas de trabajo:

  • La entrevista estructurada
  • La semiestructurada
  • Y la no estructurada

Si bien, las tres tienen la misma función — hacer preguntas a un aspirante para determinar su idoneidad para un puesto de trabajo —, sus metodologías son completamente distintas.

En este artículo, hablamos de la entrevista estructurada: qué es, cómo es y cuáles son sus ventajas/desventajas, son algunas de las cuestiones que aquí desglosamos 😉

¡Empecemos!

¿Qué es una entrevista de trabajo estructurada?

Una entrevista estructurada es, valga la redundancia, un tipo de entrevista en la que el entrevistador realiza a los candidatos una serie de preguntas predeterminadas siguiendo un orden premeditado.

O dicho de otro modo, es una entrevista ‘estandarizada’ donde el reclutador hace a cada entrevistado las mismas preguntas en el mismo orden. Pero, ¿cuál es el propósito?

➡️ Simple: que cada entrevista sea prácticamente igual, ¿la razón? En parte, para asegurar que todos los candidatos tienen las mismas oportunidades. Por otra, que al entrevistador le sea más fácil calificar sus respuestas.

entrevista de trabajo estructurada
Las entrevistas de trabajo estructuradas se hacen para que todos los participantes puedan ser evaluados de manera uniforme para evitar sesgos

¿Calificar sus respuestas? Así es. En la entrevista estructurada, a cada respuesta se le otorga una calificación (siguiendo, por ejemplo, una escala numérica de 1 a 5). 

¿Qué clase de preguntas se realizan en una entrevista estructurada?

Cada pregunta es formulada de antemano por el departamento de recursos humanos (RRHH) o, en su defecto, el propio empleador.

No importa quien sea, lo importante es asegurarse de que el conjunto de preguntas, o más específicamente, las respuestas que se obtengan de estas, permitan decidir qué aspirante es el mejor para ocupar el puesto.

👉 Te puede interesar  ¿Dónde poner el diferencial eléctrico en una vivienda?

A final de cuentas, la entrevista estructurada tiene un objetivo claro: facilitar el tedioso proceso de selección, seleccionando al aspirante con mejor puntuación.

Sabiendo esto, ¿qué tipo de preguntas puedes encontrarte en una entrevista estandarizada? Preguntas abiertas, cerradas, conductuales, situacionales, o cuestiones específicas relacionadas con el ámbito laboral.

Para que tengas una idea, te dejamos algunos ejemplos:

  • Abierta: ¿Por qué está interesado en trabajar aquí?
  • Cerrada: ¿Le va bien manejando un alto volumen de llamadas?
  • Conductual: Hasta ahora, ¿cuál ha sido su mayor reto profesional?
  • Situacional: ¿Cómo presentarías nuestro nuevo producto a los clientes?
  • Específica: ¿Se siente cómodo trabajando con un horario flexible?

Características de este tipo de entrevistas

La principal característica de las entrevistas estructuradas es su ‘estandarización’.

Cada detalle está perfectamente planificado: el tiempo a emplear en cada entrevista, las cuestiones a abordar, el sistema de calificación, etc. Nada se deja al azar.

No obstante, esa no es su única característica:

Uniformidad

¿Te suena el término?

Si esta entrevista está estandarizada es, en parte, para garantizar que exista igualdad (o uniformidad) en todas las entrevistas a realizar.

Ya que a todos se les hacen las mismas preguntas el reclutar sólo tiene que enfocarse en un detalle: sus respuestas, por lo que los sesgos no tienen cabida en esta entrevista.

Precisamente por ese motivo es uno de los tipos de entrevista más empleados en la actualidad, porque evita que se llegue a evaluar una persona por su sexo, raza, ideologías, aspecto, entre otros factores.

Es, para bien o para mal, la más rígida

El reclutador sigue a rajatabla una especie de ‘guión preestablecido’ (que tiene las preguntas, orden, tono, entre otros detalles), lo cual provoca que la entrevista parezca un poco mecanizada.

👉 Te puede interesar  ¿Cuál es la diferencia entre inversión y gasto?

Y ciertamente es así.

¿Ejemplo de ello? En la entrevista estructurada se realizan generalmente preguntas cerradas, las cuales dificultan que el entrevistado pueda expresarse con total libertad.

Entrevista estructurada: su extensión es variable

La extensión del cuestionario, por decirlo de alguna manera, dependerá de las cuestiones que la empresa considere necesarias para evaluar la idoneidad de los aspirantes.

En este sentido, la entrevista puede limitarse a lanzar cuestiones básicas a sus participantes, por ejemplo, sobre su experiencia, competencias, relaciones con anteriores jefes o compañeros, etc.

tipos entrevista estructurada
Una entrevista estructurada suele tener una extensión amplia en cuanto a las preguntas se refiere. Será vital conocer muchas cualidades de los aspirantes para poder evaluarlos de la misma manera

O bien plantear cuestiones que profundicen en toda la historia laboral de los candidatos, a fin de conocer cada detalle.

Se enfoca en evaluar las respuestas 

Sorprendente pero cierto.

En una entrevista estandarizada, el empleador se concentra únicamente en las respuestas de los aspirantes. Por tanto, otros criterios como 

¿Por qué? Pues porque su trabajo, en este caso, es evaluar si un candidato tiene la educación, experiencia o habilidades necesarias para el puesto, según sus respuestas.

¿Y cómo lo hace? Analizando cada respuesta tomando en cuenta la intención de cada pregunta, o sea, lo que la empresa quiere saber planteando alguna cuestión.

Por ejemplo, si una pregunta pide al entrevistado que hable sobre la época en la que su empresa anterior experimentó cambios, ¿qué es lo realmente quiere saber?

  • Fácil: saber cómo el aspirante reacciona a los cambios.

Entonces, la calificación de la respuesta debe representar qué tan bien o qué tan mal se lleva el aspirante con los cambios. Simple, ¿no? 

Ventajas e inconvenientes de una entrevista de trabajo estructurada

➡️ Beneficios de una entrevistas estructurada

  1. Gracias a su estandarización, pero sobre todo por no dar una gran margen de respuesta, la entrevista estructurada se realiza en poco tiempo.
  2. Como la entrevista se prepara de antemano, es fácil asegurarse de que las preguntas son las apropiadas para recopilar información realmente útil.
  3. Ya que el entrevistador trabaja siguiendo un guión, es menos probable que se produzcan sesgos (que el entrevistador termine evaluando a los aspirantes en función de su sexo, raza, atractivo, intereses o parecido).
  4. Precisamente por lo anterior, el proceso selectivo es realizado de una forma totalmente objetiva, por lo que hay una mayor probabilidad de contratar al perfil adecuado.
  5. El análisis o comparación de respuestas es mucho más sencillo.
👉 Te puede interesar  Qué son las empresas GAFA, los 4 jinetes del apocalipsis

➡️ Todas sus desventajas:

  1. Como es obvio, la entrevista estructurada requiere de mucho tiempo para su preparación: para la formulación de preguntas, para la planificación del cuestionario, para definir el sistema de calificación, etc.
  2. Si el entrevistador no sigue el guión, las entrevistas perderán uniformidad: la característica necesaria para evaluar a todos los aspirantes por igual.
  3. ¡Las preguntas pueden filtrarse! Y si se filtran, los futuros candidatos llegarán perfectamente preparados para la entrevista.
  4. Al ser una entrevista estructurada, el entrevistador no puede profundizar más en temas que pueden ser interesantes para analizar la idoneidad de un candidato.

Esperamos que he haya quedado claro qué es una entrevista estructurada y tengas más claro que esperar de este tipo de entrevistas.