Qué es un vivero de empresas y cómo puede ayudarte

¿Todavía piensas que un vivero de empresas tiene algo que ver con las plantas? Sigue leyendo y descubre qué es un vivero de empresas y cómo puede ayudarte

✅ ¿Qué te vamos a contar?

Los viveros de empresas cada vez están más integrados en la sociedad. Ofrecen espacios físicos tales como oficinas y despachos que están dirigidos a empresarios que están comenzando a desarrollar un proyecto de empresa. Vamos a detallar que es un vivero de empresa y cómo se accede a él.

¿Qué es un vivero de empresas?

Los viveros de empresas son programas que están diseñados especialmente para ayudar a nuevas empresas durante sus primeros años de vida. El objetivo es ofrecer un establecimiento, despegue y consolidación, mediante el pago de un precio público que dependerá del vivero.

Por norma general, ofrecen espacios de trabajo como un coworking, tutorías, educación y acceso a inversores para la creación de nuevas empresas o empresarios individuales.

Este tipo de recursos permiten que las empresas tomen forma mientras operan a un costo menor durante sus primeras etapas de creación empresarial.

qué es un vivero de empresas
Nosotros hemos trabajado en un vivero de empresas. Concretamente estuvimos dos años en el vivero de empresas de puente de Vallecas

Si por ejemplo una empresa tiene una idea en mente, pero de momento no está desarrollada, podrá hacer uso de un vivero de empresa para darle forma y poder lanzarla. Los viveros de empresas requieren presentar una solicitud para poder unirse a este proyecto y por lo general, requieren de un compromiso real y por un tiempo específico.

Esto significa que no es recomendable entrar a un vivero de empresa y salir al poco tiempo, son proyectos serios con solicitud y contratos de por medio que deberás de cumplimentar.

Ejemplos de viveros de empresas

Los viveros de empresas existen desde hace muchísimos años. Desde entonces, han ido evolucionando poco a poco cogiendo nueva forma y enfoque.

Es cierto que existen varios tipos de viveros, pero todos comparten el mismo objetivo y es el de promover el crecimiento de la empresa. Vamos a realizar un repaso de los tipos de viveros más comunes:

➡️ Instituciones académicas: muchos viveros de empresas están a cargo de universidades o instituciones de enseñanzas creando así afiliaciones académicas. Algunos programas pueden trabajar con estudiantes o incluso aceptar varias empresas jóvenes a la vez.

👉 Te puede interesar  ¿Cuál es la diferencia entre inversión y gasto?

Por ejemplo, en Madrid puedes encontrar el vivero de empresas de Móstoles, que cuenta con la colaboración de la Universidad Rey Juan Carlos.

➡️ Empresas de capital riesgo: algunas empresas de este tipo ven esta opción como una gran oportunidad de inversión. Esto significa que estos viveros pueden invertir en otras empresas a cambios de acciones o incluso ofrecer financiaciones en el futuro del programa.

Un claro ejemplo sería el caso de Lanzadera, una aceleradora e incubadora de empresas (vamos, lo que es un vivero de empresas de los de toda la vida, pero con un nombre muy marketiniano) creada por Juan Roig, el empresario dueño de Mercadona.

Aquí puedes ver el interior de lanzadera en Valencia. Esta es una única sala de todas las que tienen disponibles. ¿Te gustaría trabajar en un sitio como este?

➡️ Corporación de desarrollo sin fines de lucro: para estimular el desarrollo económico las agencias gubernamentales con o sin fines de lucro optan por esta opción. Estos programas ayudan a las empresas seleccionadas que estén orientadas al bienestar público.

➡️ Empresas de desarrollo de propiedades con fines de lucro: los viveros de empresas suelen estar formados por empresas grandes. Las corporaciones más extensas se acogen a este tipo de oportunidades para percibir una inversión, financiaciones, ayuda en el desarrollo de tecnología o incluso encontrar asociaciones que apoyen el proyecto.

Independientemente del tipo de vivero, los viveros suelen seguir horarios flexibles y se adaptan siempre a las necesidades de la empresa. Se trata de un programa que ofrece herramientas de todo tipo a la empresa y se puede alargar todo el tiempo que sea necesario.

El objetivo de este programa es que la empresa crezca y tenga un proyecto estable, hasta que no se llegue a ese objetivo el vivero puede seguir activo.

Proceso de solicitud. ¿Cómo puedo acceder a un vivero de empresas?

Para acceder e inscribirse a un vivero de empresas, tendrás que presentar una solicitud y ser aceptado en el programa.

👉 Te puede interesar  6 consejos para rechazar una oferta de trabajo y quedar bien

Cada vivero cuenta con un proceso de solicitud único, se realiza un estudio y se valora si la empresa es apta o no para entrar en un vivero.

Los viveros de empresa son programas que ofrecen menos competitividad que por ejemplo los aceleradores de startups.

Los 3 pasos principales para acceder son los siguientes:

Solicitud: es necesario completar un formulario de solicitud y responder a una serie de preguntas sobre tu tipo de empresa o negocio. Algunos viveros buscan un plan de negocios firme para poder acogerlos.

Entrevista: las entrevistas suelen ser personalizadas y breves. Todo dependerá del entrevistador y del programa que presente la red de viveros a la que acudas. Puede ser en persona o incluso por teléfono o videollamada.

Resultado: en un plazo estimado recibirás la notificación de aprobación o rechazo. Suelen ser plazos relativamente cortos, siempre dependerá de la comunidad autónoma y de la cantidad de solicitudes que reciban.

ventajas de un vivero de empresas
Cuando hablamos de viveros de empresas, muchas veces podemos confundirnos con aceleradores de startups, coworking etc…pero al final es lo mismo. Son espacios donde se buscan intercambios de ideas y crecimiento mutuo

Ventajas de un vivero de empresas

Los viveros de empresas ofrecen muchos beneficios a una empresa que está en pleno crecimiento.

  • Financiación: un vivero de empresa normalmente ofrece contactos de capitalistas de riesgo que podrán ayudarte financiando tus propuestas. Si accedes a un programa de buena reputación podrás acceder a una cartera de inversores a los que podrás presentarles tu proyecto y pedirles financiación por tus habilidades.
  • Ahorro en el alquiler: este dato es bastante curioso. Por normal general un vivero es muy similar a un coworking, esto significa que te ofrecen un espacio físico a un coste muy bajo. Digamos que el vivero cuenta con zonas de oficinas para que puedas desarrollar tu proyecto en ellas el tiempo que necesites.
  • Aprendizaje y crecimiento: sin duda alguna esta ventaja es la más importante. Los viveros ofrecen acceso a una red de profesionales y mentores que quizás le den un giro radical a tu modelo de negocio. Te ayudarán con las cuentas, desarrollo de ideas, escalabilidad y mil detalles más.
  • Establecer contacto con otras empresas: compartir espacio con otros compañeros que están en el mismo punto de partida que tú es interesante. Te permitirá compartir recursos, ideas, servicios e incluso crear asociaciones con otras empresas.
👉 Te puede interesar  Consejos para una entrevista de trabajo exitosa

Imagínate encontrarte con alguien que está desarrollando una empresa que puede encajar a la perfección con la tuya, podrás crear un plan de asociación y recibir ayuda y consejos de forma gratuita.

Según nuestra experiencia, en un lugar como un vivero, importa más el acceso a otros profesionales y a su sabiduría que los ahorros en alquileres y similares, aunque también son de gran ayuda si estás empezando.

Desventajas de un vivero de empresas

Los viveros también ofrecen desventajas que hay que considerar. Vamos a realizar un repaso rápido de ellas:

  • Acceso limitado: los viveros cuentan con complicados procesos de selección. Esto significa que, para acceder a un programa de viveros con reputación, tendrás que competir con una mayor cantidad de solicitantes. El proceso de solicitud puede ser bastante complejo dependiendo del proyecto que presentes.
  • Compromiso de tiempo: los aceleradores de startups suelen ofrecer programas con plazos determinados y unos horarios relativamente fijos. Los viveros suelen llevar un ritmo más lento, no tienen tiempo de finalización y se suelen tomar con más calma.
  • Horario y actividades: dependiendo de la empresa y del vivero, el programa puede requerir una asistencia estricta a talleres, actividades sociales, reuniones y eventos. Algunas empresas consideran que este tipo de exigencias puede provocar distracciones en cuanto al núcleo del proyecto, pero sin duda alguna es una experiencia que merece la pena.

Nuestra recomendación es que te inscribas a varios viveros para entender cómo es el proceso de selección, para ir puliendo las entrevistas. Si consigues acceder a uno, tu empresa lo notará.